Cualquier profesional de la traducción, freelancer o no, seguramente en algún momento de su carrera se ha visto, o se verá, en la situación de tener que enfrentar una crisis socio-económica. A continuación, la CEO de The TR Company, Cynthia Farber, te da una serie de consejos para optimizar tu tiempo y atravesar la crisis lo mejor posible.

Qué hacer cuando hay crisis y tenemos poco trabajo:

1. Aprovechar el tiempo para actualizar asuntos administrativos, pagar impuestos, emitir facturas adeudadas, reclamar pagos

Muchas veces, no podemos encargarnos de estos asuntos por estar ocupados en la rutina. Un STOP siempre es bueno para revisar nuestras finanzas.  

Los clientes -ya de por sí- demoran en pagarnos, así que es una buena idea que nosotros no demoremos en emitir nuestra factura y hacerla llegar al cliente. Puede parecer menor, pero son detalles que mejorarán nuestras finanzas.

También es clave no olvidar periódicamente reclamar pagos. Muchas veces reclamamos un pago y el cliente nos dice que no encuentra la factura y debemos reenviarla. O simplemente olvidó procesarla. Un recordatorio nunca está de más. No nos dejemos estar.

2. Actualizar el CV

Esta es una tarea que solemos postergar porque nos resulta tediosa y porque solemos restarle importancia, sobre todo mientras no necesitamos usar el CV. Fácilmente queda desactualizado, pero momentos así pueden resultar muy útiles para ponernos al día.

3. Actualizar el perfil de LinkedIn

En la actualidad 2.0, mantener el perfil de LinkedIn actualizado es muy importante. Basta con entrar en una APP desde el celular para chequear en tiempo real los datos personales y profesionales de cualquier persona. Quizá sea incluso más importante que actualizar el CV ya que, al encontrarse online, está permanentemente “visible” y disponible para cualquiera que esté interesado en saber más acerca de nosotros y que visite nuestro perfil.

Imagen relacionada

4. Analizar la base de clientes e identificar aquellos que hace tiempo no mandan ningún proyecto

Es frecuente que no notemos la ausencia de un cliente durante bastante tiempo. Una vez que lo notamos, solemos lamentar no haberlo contactado antes. A veces pasó tanto tiempo que nos sentimos incómodos escribiéndole o llamándolo. Revisar periódicamente nuestro listado de clientes y los últimos contactos es muy útil. Un cliente perdido puede transformarse en un cliente recuperado.

5. Explorar actividades de capacitación, preferentemente gratuitas, presenciales o virtuales. Podcasts. Webinar. Blogs

Siempre es importante perfeccionarse. Y muchas veces lo relegamos por falta de tiempo. Momentos así son buenos para aprovechar y hacer la mayor cantidad de cursos/capacitaciones que se puedan. Después de todo, es una inversión para tu futuro y te equipa con más herramientas para conseguir trabajo.

6. Leer, estudiar

Mantener la mente ocupada ayuda a no entrar en pánico. Además, ejercitarla contribuye a estar en alerta y activos en busca de nuevos horizontes. Yo, en momentos de crisis, suelo leer mucho sobre negocios, negociación, creatividad, innovación, técnicas de venta. Busco motivación y empuje hacia la acción.

7. Ordenar escritorio, bibliotecas y mesas de trabajo

Esta es otra tarea que solemos dejar relegada por falta de tiempo. Tener las cosas ordenadas contribuirá a mirar con otra perspectiva la situación. El desorden suma estrés. Ordenar nos despeja y nos da más claridad para pensar. Probalo, a mí me funciona. Lo hago cada tanto. La mayoría del tiempo mi escritorio es un caos.

Además, cuando ordeno, recupero muchas cosas interesantes perdidas en lo profundo de los papeles olvidados.

8. Ordenar los mails, crear carpetas y subcarpetas, y distribuir los documentos por proyectos y clientes

Muchas veces nos pasa que no encontramos ese mail tan importante que leímos tiempo atrás. Y quizá es de un cliente al que necesitamos contactar en esta situación. Por esto es fundamental trasladar el orden de la mesa de trabajo a la PC y a nuestro correo electrónico.  

Cada uno debe encontrar su sistema de orden, ese que mejor te ayuda a localizar los datos cuando los necesites. Yo ordeno por cliente, por contacto e incluso por proyecto. Armo carpetas y subcarpetas. Borro mails innecesarios y me aseguro de guardar los más relevantes. Muchas veces guardo en el disco los documentos adjuntos y los elimino de los mails para no colapsar el Outlook.

Resultado de imagen para outlook

 9. Hacer backups

Es fundamental para no perder nada y recuperar cualquier información vital al momento de cambiar de PC. El costo de no hacerlo es realmente altísimo. Si llegaras a tener un problema con tu PC (por ejemplo, si te ataca un virus y perdés información importante), no querrás no haber hecho backups frecuentes. Hay cosas para las cuales hay que hacerse tiempo, y las “temporadas bajas” son oportunidades ideales para hacer un buen backup integral.

10. Relajar y aprovechar para hacer cosas que nunca puedo, como salir a caminar si el día está lindo o ir a ver una película al cine a cualquier hora del día

 

Espero que la información te resulte útil y la consultes cuando la necesites.

Si precisás una traducción pública, contactanos.

Tal vez te puede interesar:

Share Button