Cada vez más personas se preguntan si es posible vivir de su profesión. ¿Es la perseverancia la clave? Nuestra CEO Cynthia Farber te cuenta cómo empezó en la traducción y te da consejos para triunfar en lo tuyo.

Por Cynthia Farber

vivir-de-la-traduccion-es-posible-min

Me entristece escuchar a tantas y tantos colegas que me cuentan que no viven de su profesión y que ni esperan llegar a vivir de su profesión nunca.

(Aclaro que en adelante utilizaremos ambos géneros indistintamente y en todos los casos uno incluirá al otro.)

Me cuesta pensar en una estudiante de medicina o en una médica recibida que no crea que vaya a vivir de su profesión. Lo mismo con cualquier otra profesión: contadores, abogados, etc. Por supuesto, esto no implica que el primer trabajo deba ser el definitivo ni el más exitoso. Muchas abogadas, por ejemplo, toman trabajos ad honorem; contadoras toman trabajos por muy bajos sueldos en consultoras internacionales. No estoy diciendo aquí que trabajen ad honorem o acepten trabajos con sueldos bajos (ya imagino la gente espantándose!), solamente quiero resaltar que los comienzos de muchos profesionales están lejos de ser lo que uno sueña para su carrera pero luego, no sin esfuerzo, la situación cambia y las cosas mejoran. Tarde o temprano, se abren camino y prácticamente todas viven (mejor o peor) de su profesión. Sin esa expectativa, ¿para qué estudiar?, ¿para qué tanto esfuerzo?

Creo que es importantísimo que recobremos la esperanza de que ES POSIBLE vivir de nuestra profesión, ya que muchas lo hacemos. Los comienzos no son fáciles. En mi caso, durante muchos años dicté clases de inglés y recibía una traducción cada tanto y creía que jamás iba a vivir de la traducción. Con el tiempo fui armando una mayor cartera de clientes y fui consiguiendo más y mejores proyectos de traducción. Cada vez fui dictando menos clases porque, honestamente, el dinero no me rendía tanto. Más adelante, cuando me dediqué finalmente casi exclusivamente a la traducción, debo admitir que extrañé mis clases y hoy trato de intercalar horas de docencia porque es algo que amo y me apasiona.

Cuando algunas colegas me comentan que deben trabajar en empleos que no tienen nada que ver con la profesión, trato de hacerles ver que casi cualquier empleo tiene que ver con nuestra profesión y que pueden encontrar la forma de capitalizar lo que aprendan en sus trabajos y los contactos que puedan generar. Todo va sumando y consolidándolas como profesionales.

Les recomiendo que no dejen nunca de invertir todo el tiempo y dinero que puedan en formarse, capacitarse y actualizarse como profesionales, ya que va a ser la principal llave que les abrirá puertas en el mercado.

Las invitamos a seguirnos en Facebook, LinkedIn y Twitter. Allí compartimos mucho contenido y además difundimos eventos como encuentros online, Webinars; todos con el objetivo de colaborar desde la experiencia a la formación de colegas.

¿Qué pensás acerca de este interrogante? Dejanos tu comentario.


Lanzamiento 2018

En marzo lanzamos THE TR ACADEMY, nuestro propio espacio de formación gratuito para traductores y traductoras de nuestro equipo freelance. Más información


Tal vez te puede interesar:

banner-elessons-esp

Share Button